«Pocas experiencias son más gratificantes que decir algo vago o difícil de expresar y saber que el cónyuge/pareja entiende exactamente lo que uno quiere decir»

ÍNDICE

Introducción. ¿Cuándo se perdió el diálogo fluido entre nosotros?

Problema 1: No puedo ser sincero con mi pareja.

Problema 2: No puedo ser espontáneo con mi pareja.

Problema 3: Mi pareja me grita todo el tiempo.

Problema 4: Mi esposo/pareja no quiere ni hablar ni pensar en los sentimientos. Mi mujer se obstina en que exprese mis emociones y en hablar de ellas.

Problema 5: La relación está estancada aunque la comunicación fluye.

Artículos relacionados para leer:

5 problemas frecuentes de comunicación en parejas. Parte II

Mala comunicación en pareja. 7 cosas a evitar. Parte I

Mala comunicación en pareja. 7 cosas a evitar. Parte II

Establecer límites en pareja

 

tensar el conflicto

¿Cuándo se perdió el diálogo fluido entre nosotros?

¿Alguna vez hubo diálogo fluido entre nosotros?. La aptitud para conversar en un lenguaje privado, con sutiles referencias, insinuaciones veladas, miradas de complicidad, encogimiento de hombros y guiños, representa una clase muy especial de contacto.

En los matrimonios/parejas desavenidas los placeres de la conversación se pierdan en quejas constantes e iracundas, desaciertos y malentendidos, en lugar de guiños de complicidad, alusiones ingeniosas y códigos privados. Hay miradas coléricas, referencias críticas y amenazas veladas.

El ritmo comunicativo se altera gradualmente cuando, en el curso de la relación:

⇒. Se acumulan estilos coloquiales diferentes.

⇒. Se acumulan intereses y perspectivas en conflicto.

⇒. Se acumulan frases tipo:  “No es eso lo que yo quería decir”.

Nuestro objetivo en Consulta con la terapia de pareja es que las conversaciones se desarrollen de forma fluida. No queremos que los mecanismos coloquiales de ambos, rocen violentamente, cada vez que hablen.

No hay que perder de vista que, aparte de las relaciones sexuales, las interacciones más íntimas ocurren, cuando se está entretenido en conversaciones de pareja, puesto que se pasa más tiempo conversando que haciendo el amor..

Por desgracia, muchas parejas, quizás la mayoría, carecen de técnicas específicas de comunicación y se genera así, de forma inconsciente, constantes roces, malentendidos y frustraciones.

El propio significado del habla puede ser diferente para el marido y la mujer. Las conversaciones pueden significar cosas diferentes y todo ello pudiera ser sin mala intención ninguna:

mujeres

√. Para el marido, por ej.:  una conversación puede ser un foro para tomar decisiones conjuntas.

hombres

√. Para la mujer, por ej.: una conversación puede ser la expresión más profunda de la propia relación, que ofrece la oportunidad de compartir secretos, demostrar interés por los problemas, triunfos del otro y experimentar solidaridad e intimidad.

Las conversaciones son realmente muy decisivas para la supervivencia y el crecimiento de la relación

Queremos revisar aquí 5 problemas concretos en la comunicación de pareja, pero hay tantos como personas.

En Consulta escuchamos continuamente frases como: “el problema es que no nos comunicamos bien”, “Tenemos problemas para comunicarnos”…

En Terapia de parejas empezamos a trabajar el caso concreto delimitando más, de qué se trata porque las sentencias anteriores, muy comunes, son también, demasiado vagas y globales y de ahí no podemos normalmente extraer nada suficientemente claro para ir solucionando las pequeñas cosas diarias. Vamos a ver con más detalle algunos problemas frecuentes y típicos.

sincericidio

5 problemas de comunicación en parejas

Problema 1:  No puedo ser sincero con mi pareja.

Una sinceridad total no sólo es difícil en una relación, sino imposible

Aunque puede resultar paradójico, hay varias razones por las que la sinceridad total en un matrimonio no funciona.

La sinceridad puede ser tan agresiva como una bofetada.

abofetear

  √. En estado de ira por ej., se distorsiona la mente y las percepciones. Se ve al otro, como un adversario y se tiende a exagerar las acciones, convirtiéndose los rasgos neutros en negativos e ignorando los rasgos positivos que tiene el otro. Aunque se tiene convicción momentánea de sinceridad en esos instantes; es a menudo, un autoengaño basado solo en el sentimiento subjetivo del momento. Sin embargo, el cónyuge blanco del ataque, pasados esos momentos sigue herido mucho tiempo después.

Aunque las personas cuando están con una intensidad de cólera muy alta son a menudo muy cándidas y dicen lo que piensan, cuando se tranquilizan, dicen las cosas de forma muy diferente. La peor parte se la lleva la persona que está en el centro de la crítica sincera, el/la “sincericida”, porque esta persona podría seguir aceptando el rótulo negativo pasada la discusión, como expresión real y auténtica de los verdaderos sentimientos del compañero.

Una creencia falsa sobre las relaciones, es la de que se debería ser siempre directo y totalmente sincero.

la verdad

la verdad desnuda puede ser destructiva

√. La verdad tiene muchas caras y matices que no se pueden investigar ni expresar con facilidad. Y la verdad desnuda puede ser destructiva. Hay muchos problemas con dejar todas las cosas a la vista y en lo alto de la mesa. Por ejemplo, que personas crueles, psicópatas, que los hay, desgraciadamente para todos, utilicen esa información sensible en algún momento de forma deshonesta contra ti. Hay que protegerse de las personas malévolas.

Desterremos el mito de que los sentimientos expresados en un fuerte estado emocional son en cierto modo más auténticos que los expresados en otros momentos de más control emocional.

No es verdad que se sea más sincero y auténtico cuando se es preso de un arrebato emocional

El hecho es que, en los instantes de gran emoción, es menos probable que la gente exprese sus verdaderos pensamientos. Lo que expresan es generado con frecuencia por un programa de pensamientos primitivos, entrelazado por deformaciones y sobregeneralizaciones, que no es, en absoluto, lo que piensan en un estado de más calma y cordura. Los seres humanos hace tiempo que dejamos de ser primitivos porque evolucionó nuestro cerebro y por ello nos caracterizamos de otros seres vivos.

Es fácil confundir ser sincero con ser directo, porque no es lo mismo.

 En la mayor parte de las conversaciones bastan las respuestas simples y directas que no necesitan una apertura total

√. Para muchas personas, la forma indirecta de expresarse brinda un medio de protegerse. Muchas personas se quejan que sus parejas son demasiado indirectos porque en lugar de decir lo que piensan ante una pregunta, formulan otra, dan rodeos o se expresan de forma ambigua.

√. A veces, el carácter indirecto se debe a diferencias en los estilos conversacionales de hombres y mujeres, incluso a antecedentes étnicos o familiares. Cuando se debe a una estrategia para jugar sobre seguro y poder retroceder o sugerir que no dijimos lo dicho, es que queremos expresarnos con cautela para tantear las aguas antes de saltar adentro y comprometernos.

Esta diplomacia coloquial es común en la vida social extensa, pero fracasa a menudo, en la relación matrimonial o de pareja.

En el matrimonio/pareja, uno espera ser libre de relajarse, de desahogarse. Y en muchas relaciones eso funciona una gran parte del tiempo. Pero, si el tema es delicado, hay conflicto de opiniones, de intereses, se está cansado o estresado, el enfoque frontal puede actuar como un boomerang.

te viene devuelto

√. Fracaso del mensaje, si preguntamos de forma directa hay que hacerlo de forma no ofensiva. De todas formas, nos pueden responder indirectamente y están en su derecho ya que pueden enojarse por querer reservar los temas, opiniones o intereses personales.

Hay veces que los que preguntan esperan aceptación incondicional de la pareja y cualquier cosa que no sea esa aceptación incondicional lo interpretan mal y se sienten rechazados. La aceptación no es incondicional en muchos casos.

Con la pareja hay que estar seguro de cuales son los temas sensibles, que si no conocemos, deberíamos conocer y si topamos con ellos primero como consejo, se acepta incondicionalmente o basta con validar y de segundas se pregunta al otro si necesita una crítica u opinión más sincera.

espontaneidad y libertad sexual

Problema 2:  No puedo ser espontáneo con mi pareja.

Muchas parejas se quejan de tener que estar siempre en guardia y no poder ser espontáneos.

“Tengo que cuidar cada palabra que digo a mi marido. No puedo ser yo misma”, “Si yo no puedo ser directo con mi mujer ¿de qué me sirve el matrimonio/pareja?, “Cuando digo algo a mi marido, reacciona como un perro furioso”.

La espontaneidad depende de ciertas formas automáticas del discurso. No necesitamos tiempo para pensar lo que decimos.

Pero si con nuestra pareja nos viene mejor ser más seguros o diplomáticos, lo que debemos cambiar no es tanto lo que decimos, sino la forma y el estilo de cómo lo decimos. Es decir, debemos desterrar los tonos de exigencia, de hostilidad, queja o acusación.

Al principio cambiar a un tono mas diplomático o categórico puede parecer forzado, artificial o no natural. Pero desarrollar nuevos hábitos de habla es similar a aprender cualquier otra técnica como conducir un auto, un nuevo paso de coreografía en el baile… Al principio, tienes que concentrarte constantemente y controlar mucho cómo haces, pero después de un tiempo, los nuevos hábitos vencen a los antiguos y los automatizas como si hubiesen estado siempre contigo. Adquieres nuevas rutinas coloquiales. Te readaptas, re-aprendes hábitos del habla para que la conversación fluya sin esfuerzo. A veces, es bueno escucharse a sí mismo en un audio y nos daremos cuenta que sin duda, las conversaciones pueden mejorar mucho.

grabar lo que hablamos

⇒Hacer que la cortesía sea espontánea: Nuestras reacciones tienden a estar ligadas a la situación. Son diferentes las relaciones personales en tema de negocios que con nuestro cónyuge/pareja, donde podemos expresar libremente franqueza o crítica. Nuestras reacciones dentro del matrimonio/pareja están causadas en parte:

√. De connotaciones o significados no directos pero asociados inconscientemente, que incorporamos a la relación.

√. De los modelos que aprendimos de nuestra familia de origen.

√. De ejemplos tomados de tv, cine, novela

Muchas parejas sostienen que deben hacer cambios drásticos a fin de ser más diplomáticos y considerados. Durante el noviazgo fueron el no da más de buenos modales. Aquí otra vez, tenemos una especificidad situacional.

Los modales del comienzo de la relación durante el periodo del noviazgo llegaron a ser reemplazados durante el matrimonio, por un conjunto de modales diferentes: que abarca características residuales de mezquindad, manía de criticar y quejas propias de nuestra infancia.

desafío en pareja

¿Cuál es nuestro desafío en pareja?

El desafío real consiste en traer los modales que usamos fácilmente afuera de casa y que nos evitan afortunadamente muchas confrontaciones, hacia el interior de nuestro hogar. Nuestro hogar también merece ser un espacio de buenos modales y cortesía, sobre todo en temas con alta sensibilidad. ¿Por qué ese doble rasero?. La confianza no implica malos modales, malos tratos  y poca consideración.

¿Cómo podemos hablar de forma eficaz y constructiva?

Para aprender a hablar al cónyuge/pareja de manera nueva: conviene pensar en cómo se presentaría la misma petición, si la pregunta fuera a un invitado o huésped o a un estimado amigo o si ella fuera un/a novia/o a cortejar  y no tu mujer/marido.  Si hay muchas dificultades para hacer esto, es que uno está acostumbrado a expresarse con su pareja de forma crítica, exigente o quejosa. Si es así requerirá cierto tiempo y esfuerzo. Una vez que te acostumbres y crees el nuevo hábito, aparecerá la espontaneidad como por arte de magia.

hablar gritando

Problema 3:  Mi pareja me grita todo el tiempo.

Algunas personas son fácilmente intimidadas por la fuerte voz o la fuerte determinación de su pareja e interpretan esto como una señal de enojo o falta de moral.

A nadie le gusta que le chillen, pero más allá de eso, puede ser un simple estilo tosco de relacionarse. Como recomendación sí que se debe bajar la voz porque corremos así el riesgo de contaminar de forma negativa nuestros mensajes.

Si eres muy sensible a los tonos altos de tu pareja ante muestras momentáneas de enojo o fuerza de carácter de éste, puedes también aprender a desensibilizarte un poco, ya que quizás estés demasiado sensibilizada/o al respecto. Siempre claro, que no haya mala intención, insultos, vejaciones, humillaciones o similar; y hayan buenos actos y acciones concretas de propósito de enmienda y buena voluntad de mejora.

«Las palabras tienen un poder mágico; nos pueden traer la mayor felicidad y la desesperación más profunda». Sigmund Freud.

Merece la pena saber usarlas adecuada y eficazmente para armonizar tu relación y tu vida. 

Hasta aquí la primera parte del artículo, continuamos con los siguientes problemas en la parte II.

Para poder ayudarte contacta con nosotros y pide cita en el siguiente enlace:

https://maribelpazpsicologamadrid.es/contacto/

https://maribelpazpsicologamadrid.es/sobre-maribel-paz/

comunicación armoniosa

Bibliografía:

-«Con el amor no basta». Beck, A.T. (2011)

Imágenes:

-Behance, Pinterest, Shutterstock, freepik, Istockphoto, Clipart, 123rf, Flaticon, Greatist, Dreamstime, Vecteezy, Drawception, PNGitem, Gettyimages, Vecteezy.

 

Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Necesitas gestionar una cita presencial u online?