Convivir es fundamental para el ser humano porque somos seres sociables y vivimos en sociedad.

Convivir es compartir emociones, sueños, experiencias, pensamientos, espacios… y también energía. 

Si ves que alguien no comparte o, directamente roba tu energía, para quedársela y hacerse más fuerte, es que no sabe, no le interesa o no quiere convivir contigo de forma sana y saludable. Estate atento/a, porque tu energía es solo tuya y tienes derecho a preservarla sin que nadie te la quite para usos egoístas y manipulativos. 

En una convivencia sana la energía también se comparte

Qué es el chantaje emocional

Todos podemos ser en alguna ocasión víctimas y ejecutores de un chantaje emocional.  Esto es así, pero en un nivel sanote, no pasa nada.

Sin embargo, los chantajistas emocionales malévolos se caracterizan por manipular los sentimientos de otros para obtener un beneficio personal. Como si de una moneda de cambio se tratara, los chantajistas emocionales maléficos, utilizan y manipulan las emociones ajenas con el fin de controlar los pensamientos, la conducta y los sentimientos de otra persona.

El chantaje emocional es una práctica muy común, sobre todo, en las relaciones cercanas y familiares

El chantajista emocional maléfico, suele ser bastante habilidoso y conoce el poder de los sentimientos y del lenguaje verbal y no verbal.

Transmite mensajes que se ocultan entre líneas, realiza presiones imperceptibles y te pone condiciones y consecuencias de tipo: “si me quisieras de verdad no me dejarías solo/a”. La intención final del chantajista emocional es responsabilizar al otro de su propio comportamiento, para así mantener a su víctima atada, sumisa y a su entera disposición.

No todo los chantajistas tienen el mismo estilo. Las personas que emplean el chantaje emocional malévolo pueden presentar distintos estilos de manipulación.

6 estilos de chantajistas emocionales

Veamos los 6 tipos diferentes de manipulación que pueden tener estos personajes al tratar con sus víctimas:

1. El desprecio o el castigo.

2. El trato de silencio.

3. El distanciamiento afectivo.

4. El comportamiento frío.

5. El lenguaje no verbal: mirada o gestos que pueden transmitir desaprobación o condena.

6. El uso de mensajes verbales retorcidos y cargados de negatividad.

El chantaje emocional culpabilizador por ejemplo, utiliza el sentimiento de culpa de los otros para así controlar y manipular. Este tipo de personas malintencionadas, son expertas en utilizar la culpa de los demás, para manipular y hacer sumisos a los otros. Son jueces implacables y despiadados que se dedican a crucificar y a robar la serenidad y la felicidad a cualquier «desdichado» que tenga la mala suerte de toparse en su camino.

Los vampiros emocionales culpabilizadores convierten en esclavos a sus víctimas a través de la manipulación emocional, los juicios y las acusaciones.

Cómo protegerse de los vampiros emocionales /energéticos

Para protegerse de los vampiros emocionales, para proteger tu energía, has de:

1.- Saber atender y auto-observar tus propias fluctuaciones emocionales (confusión, inseguridad, ansiedad…).

2.- Saber identificar el perfil de estos vampiros emocionales, en general.

Y, ¿cómo los identifico?.

Lo sabrás porque después de estar con seres con este patrón (personas que vampirizan robando tu energía), aparece en ti y como consecuencia de su contacto, sentimientos de inseguridad, malestar y confusión. Ese malestar está lleno de sensaciones, de dudas y de ansiedad, que, hacen difícil distinguir qué te sucede realmente.

  • Es como si uno, no pudiera identificar con claridad lo que piensa o siente.

“Me noto extraño, mal, culpable, inferior, que no sirvo… pero no sé por qué”.

  • Resulta difícil identificar la fuente del desazón.

“Me sentí mal, expuesto y atacado”.

  • Pero todo es muy sutil.

“No sé, tengo dudas, igual soy yo que me lo estoy imaginando. Normalmente no me encuentro así”.

“Siento como si me hubiera pasado una apisonadora por encima y ni la he visto venir”.

Aunque es cierto que siempre cabe la posibilidad de que uno interprete mal el mensaje de la otra persona o que haya habido un malentendido, generalmente, el malestar provocado por un vampiro emocional suele ser constante y repetitivo. Por lo tanto, cuando se está en compañía de uno, es muy probable que exista una asociación entre el malestar y los gestos/palabras/acciones del vampiro emocional/persona tóxica.

3.- Los vampiros emocionales aprovechan una situación en la que su víctima no puede defenderse directa o abiertamente, para insultar o atacar ingeniosamente y con disimulo. Aprovechan la situación de vulnerabilidad y de debilidad de su víctima. Son viles oportunistas.

 Muchos de los vampiros emocionales usan de forma muy cruel su posición de autoridad y de poder para ser lo más déspotas posible.

Otras veces, los vampiros emocionales, aprovechan circunstancias específicas para poner a su víctima en evidencia pública provocándole sentimientos de pudor y vergüenza.

Como son muy conscientes de que la víctima se encuentra “atrapada” y no sabe cómo reaccionar, consiguen que ésta se mantenga en silencio o incluso sonría forzada y amablemente ante los comentarios perversos. La víctima lo que hace es intentar aparentar que no le afectan los comprometidos y desagradables comentarios  para poder mantener su dignidad. Pero la realidad es que, le afectan, duelen  y lo hacen profundamente. Solo que no sabe cómo responder asertivamente ni qué decir y se paraliza, bloqueándose.

Qué estrategias usan los vampiros emocionales

Presentamos un cuadro sobre los tipos de vampiros emocionales más habituales que muy fácilmente podemos encontrar en nuestro alrededor y las estrategias mas utilizadas por estos maléficos seres.

Es importante señalar que los vampiros emocionales/energéticos pueden ser de varios tipos simultáneamente y sumar igualmente sus perversas estrategias y características. Es decir, un vampiro emocional puede ser una mezcla de vampiro manipulador-descalificador-envidioso a la vez, mientras que otro tipo de vampiro emocional, puede ser simultáneamente culpabilizador-explosivo.

La víctima puede tener muy claro quién está deliberadamente provocando su malestar, pero, aun así, se siente impotente e incapaz de responder adecuadamente.

Para poder protegerse de los vampiros emocionales altamente tóxicos, es esencial tener lo primero, la capacidad de identificarlos, se encuentren donde se encuentren, en el entorno familiar o fuera de él.

Los vampiros emocionales tienen como característica común, transmitir negatividad, inseguridad y pesimismo a tu vida

¡¡¡ Atención Peligro!!! 

Algunas pautas de seguridad

El mejor remedio para evitar acabar «atrapado» entre las garras de estos seres vampíricos y malévolos, es seguir las siguientes recomendaciones:

1.Poner distancia física y emocional.

2.Aprender a confiar en la propia intuición.   (Es tu sabiduría interna, inconsciente, tu bagaje y experiencia vital)

3.Aprender a gestionar tus sentimientos.

4. Poner límites claros.

5. Evitar mostrar tus debilidades a este tipo de individuos.  (Todos tenemos debilidades y no pasa nada, no somos seres perfectos, somos humanos y por tanto, altamente vulnerables).

6. Evitar compartir con ellos, los aspectos de la vida que son importantes para nosotros.  (Ellos son oportunistas y usarán lo que más te importan para dañarte y sacar beneficios a tu costa).

7. Si no puedes mantener un no contacto, un contacto cero, eludir tener conversaciones o contacto demasiado frecuentes.

Si estás imposibilitada/o para seguir las recomendaciones básicas de protección de los expertos y debido a tus particulares circunstancias, no puedes remediar el contacto y protegerte de momento, al menos, se recomienda:

⇒⇒¡Esfuérzate por todos los medios en limitar el tiempo de contacto!

Es claro que mientras más nos conozcamos, es decir, aumentemos nuestro autoconocimiento personal, mientras más maduros estemos; más seguros de nosotros mismos y de lo que hacemos, sentimos y pensamos (aumentemos nuestra autoestima); menos nos influirán los actos perversos y malévolos de los demás.

Debemos confiar en nuestros instintos-percepciones y ser nuestro propio aliado. Porque, hay veces, que desgraciadamente, solo podemos confiar en nosotros mismos.

Reflexiones para tu recuperación

La conclusión a la que queremos que llegues tú mismo es que las personas con este perverso perfil, no van a cambiar. Fundamentalmente porque están bien así y obtienen lo que les interesa y necesitan.  No les importa en absoluto los demás y no van a tener la mínima consideración respecto a otros intereses que no sean los propios. Recuerda que es batalla perdida luchar contra estos expertos maestros de la manipulación. No jugarías un partido de tenis con Rafa Nadal pretendiendo ganarle, no?. Lo mejor que puedes hacer es dedicar tus esfuerzos/energías en cosas que construyan y aporten valor a tu vida y hacer como si estas personas no existiesen, porque en realidad no existen para ti ni existen en tu idea de mundo. Eso es lo que mas les va a molestar, no poder usarte porque no llegan a ti, ni emocional ni físicamente y, por tanto, tendrán que poner su foco pérfido en otro/a y efectivamente, así lo harán. 

Busca «personas vitamina», esas que te llenan de energía, que saben convivir y compartir, que son generosas y amables, con las que pasar un rato es una maravilla y por tanto, son generadoras de felicidad.

Siguiendo estas sencillas pautas puedes ser más feliz en tu vida. Pero si ves que sola/o no lo consigues, acude sin dudar, a terapia psicológica, antes de que presentes cuadros de depresión, ansiedad y/o tengas que consumir frecuentemente dosis de medicación. No deseamos que el problema se te cronifique.

 

Bibliografía: La Familia. De relaciones tóxicas a relaciones sanas.Rojas-Marcos, L.

Imágenes: Behance, Pinterest, Shutterstock, freepik, Istockphoto, Clipart, 123rf, Flaticon, Greatist, Dreamstime, Vecteezy, Drawception.

 

 

 

Maribel Paz

Maribel Paz

 

Psicóloga de Adultos y Parejas en Madrid.
Especialista en Terapia Infantil y Adolescente

 

Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Necesitas gestionar una cita presencial u online?