…Y existen seres independientes, libres, que saben autogobernarse y autogestionarse. Seres que con albedrío y  emancipados. También existen seres que viven de acuerdo a lo contrario; son seres subordinados y dependientes. ¿Qué ser humano crees que es más feliz?.¿Qué ser humano crees que tiene más alta su autoestima?

La autoestima es la piedra angular para el desarrollo del niño/a y no podemos ignorarla. Empieza a formarse en torno a los 4/5 años y aunque va variando a lo largo de nuestra vida es hasta los 11 años cuando alcanza su momento más sustancial. La autoestima es el amor y la fe en uno mismo, resultado de tu propia valoración; y sin duda hay que fomentarla porque nosotros mismos es lo más importante que tenemos.

Cuando los padres vean que hay déficits de autoestima hay que hacer rápidamente un tratamiento de choque para que nunca se resquebraje ese amor y esa fe hacia sí mismo. En Consulta psicológica cuando hacemos terapia infantil les ayudamos primeramente a tener unos pensamientos adecuados, a afrontar apropiadamente las situaciones conflictivas, a mejorar las relaciones interpersonales y a disminuir las autoexigencias.

 https://maribelpazpsicologamadrid.es/servicios/terapia-infantil-y-adolescentes-madrid/

En este artículo vamos a tratar algunos temas cruciales, no tratados en anteriores artículos, en cuanto al fomento de la autoestima y que deben tener presente los padres/madres en la crianza de los hijos/as. Veámoslo en el índice que se presenta a continuación,

Índice

1.La Dependencia vs La Independencia.

2.La Seguridad vs La Inseguridad.

3.La Experiencia de Éxito vs La Experiencia de Fracaso.

4.Los mensajes de los padres como modelos de autoestima equilibrada.

5. El mito del madre/padre mártir.

seguridad

¿Cómo fomentar la autonomía y la autoestima en los hijos/as?

La autonomía es  libertad, independencia, emancipación, autogobierno, autogestión, albedrío. Lo contrario es dependencia y subordinación. Tener autonomía es obrar según tu propio criterio con independencia de la opinión, necesidades o deseos de los otros. Fomentando la autonomía fomentamos la autoestima.

Hágase la pregunta: ¿Queremos fomentar la autonomía de nuestros hijos/os?, ¿Nos interesa cómo padres/madres?.

El enseñar a los hijos los conocimientos y habilidades que necesitan para dejar el nido es la tarea básica de la educación de los padres

Si pasa usted un tiempo con niños pequeños, verá la motivación innata de alcanzar la autonomía en su forma más pura. Verá su increíble motivación para aprender y dominar habilidades tanto de orden físico como intelectual. Los niños saltan, cogen, tocan y prueban todos los objetos nuevos de su entorno. Se esfuerzan incansablemente por adquirir el lenguaje, y luego utilizan las primeras palabras (entre las que el «no» es la más importante) para empezar a dinamizar y construir su propio mundo.

El proceso de fomento de la autonomía del niño es continuo. Usted le proporciona un equilibrio entre la oportunidad de explorar y la seguridad de su protección. Este equilibrio entre seguridad y crecimiento cambia constantemente. Pero, a pesar de las fluctuaciones, hay una tendencia constante en el sentido de la autonomía.

Es como ver venir la ola. No todas las olas llegan tan cerca de uno como la última, pero en una ola usted puede ver que hay menos playa y más mar y que hay que desplazar la toalla o, de lo contrario, nos mojaremos.

A medida que sus hijos crecen, afrontando mas desafíos, tomando más elecciones y asumiendo más responsabilidad, usted actúa como espejo positivo en el fomento de su autoestima.

Usted confía en él, le cree capaz. Ha de hacerlo, porque de su aprobación, de su impulso hacia la autonomía le está confirmando que es seguro crecer y desarrollarse libremente.

fomentar la confianza

¿Cómo fomentar la confianza y la autoestima de mi hijo/a?.

La confianza es la seguridad, la esperanza, la determinación, la fe, el ánimo, la decisión, el empuje en sí mismo. Si fomentamos la confianza fomentamos la autoestima. Lo contrario es la desconfianza, la indecisión, la inseguridad en sí mismo con lo que ello conlleva.

 Hágase la pregunta: ¿Queremos fomentar la confianza de nuestros hijos/os?, ¿Nos interesa como padres?.

Las 3 ideas de oro.

1. Enseñar las habilidades necesarias para la independencia. Desde atarse los zapatos y vestirse cuando son más pequeños hasta ayudarle a arreglar el coche y prepararse la cena al crecer. Todo lo que aprenda su hijo que le permita funcionar de forma independiente, aumentará la confianza en su propia competencia, su autoeficacia y realización en el mundo.

2. Realice un registro de su historia. Igual que usted mide la estatura de su hija/o en una gráfica de altura pegada en la pared, registre sus progresos en otras áreas. Recuérdele cuan más capaz, más hábil, mas comprensivo/a, más atrevido/a es en comparación con el año pasado (o el mes pasado). Así es como aprenden a reconocer y confiar en sus facultades incipientes. 
Este magnífico feedback es muy importante para la autoestima porque es la constatación real de sus progresos y capacidades; y también, de su desarrollo y madurez personal.

3. De a su hijo responsabilidades en la familia. Por pequeño que sea su hijo, es un gran acicate para su autoestima, sentir que puede aportar una contribución a la familia. Los niños pequeños pueden poner la mesa, recoger los juguetes, abrir el grifo del jardín, o poner agua para el perro. Los niños mayores pueden asumir la responsabilidad de todo un proyecto, desde evaluar lo que se necesita en la despensa, hasta cuidar de cómo hay que hacerlo o almacenarlo. Por supuesto, al principio suele ser más fácil (rápido y limpio) hacer las cosas uno mismo. Pero así sus hijos nunca aprenderán las habilidades básicas en la vida o las aprenderán a destiempo, con lo que, alargarán su inmadurez. Y lo que es más importante, perderán la experiencia reforzadora de su autoestima, de saberse necesitados y ver reconocidos y apreciados sus esfuerzos.

Si sus hijos NO aprenden las habilidades básicas de la vida de pequeños, o a las aprenden a destiempo, no solo alargarán su inmadurez, cosa absolutamente innecesaria  y puede que, de consecuencias altamente desagradables; sino que perderán la experiencia reforzadora para su autoestima, de:  saberse necesitados, reconocidos y apreciados por sus seres significativos, por sus esfuerzos.

¿Hay algo más bonito y gratificante?

experiencia de éxito

¿Cómo fomentar el sentido de éxito y la autoestima en mi hijo/a?.

Cuando un hijo prueba algo nuevo y afronta un desafío con éxito, su autoestima aumenta. Usted puede ayudar a sus hijos a tener el valor de probar nuevas experiencias proporcionando estas 4 condiciones.

Las 4 condiciones clave

1. Haga saber al niño qué puede esperar. Veamos un ejemplo para ilustrar la idea: la primera visita al dentista de un niño puede resultar más llevadera si sabe cómo es la consulta, qué hace un dentista, qué va a sentir, el tiempo que va a estar, dónde estará usted, etc. Usted puede practicar en casa sentando al niño en una silla alta y poniendo un supuesto espejo en un palo. Un niño preparado de este modo puede anticipar una experiencia nueva. Se trata de anticipar las consecuencias negativas de una situación nueva. Muchos sucesos potencialmente temibles o intimidatorios pueden convertirse en aventuras procurando que el niño sepa de antemano qué va a suceder.

2. Deje practicar a su hijo las habilidades necesarias.  Veamos un ejemplo para ilustrar la idea: Jorge, un niño de 10 años, quería ayudar a su padre a pintar un vestidor, pero a los pocos minutos Jorge y los pinceles estaban nadando en pintura. Su padre se irritó y empezó a dar órdenes y sugerencias a Jorge: «¡No metas tanto el pincel en la pintura!, usa el escurridor, cuidado con los zapatos, no toques eso». Dolido y derrotado, Jorge intentó limpiarse en el cuarto de baño, donde consiguió embadurnar de pintura el lavabo, los grifos y las toallas. Ahora había conseguido enfadar a ambos padres. Lo que había empezado como una aventura terminó en un desastre. La probabilidad de que Jorge pudiese haber ayudado con éxito a su padre hubiese sido mayor, si el papá hubiese practicado las habilidades necesarias como poner la punta del pincel en el bote, escurrir la pintura sobrante, mover la tela y pintar suavemente para evitar el goteo.

3. Sea paciente. Cuando sea posible, dé al niño suficiente tiempo para avanzar lentamente mientras prueba algo nuevo. Su hijo puede necesitar un tiempo para conocer el nuevo entorno y las nuevas personas antes de sentirse lo suficientemente cómodo para unirse a los compañeros en una clase de karate, por ejemplo. Puede necesitar obtener la sensación de una moto nueva antes de lanzarse por la calle.

La presión para que funcione un niño, antes de estar preparado, le hará retraerse ante nuevos desafíos

4. Haga segura la experiencia de fracaso. El hecho de que su hijo esté ensayando algo nuevo significa ya un éxito. El niño ha triunfado en aceptar un desafío. Hay que animarles, a probar nuevas experiencias y desafíos. Si un niño no siente la presión de hacer algo bien la primera vez que lo intenta, tendrá más probabilidades de aceptar un nuevo desafío o probar de nuevo hasta que lo domine.

Elogiando la disposición a probar de su hijo, en vez de comentarios sobre el resultado al primer intento, se nutrirá su autoestima.

modelar la autoestima

¿Cómo modelar la autoestima de mi hijo/a?.

Soy un/a top model

Se la/el super modelo para tu hijo/a. Los niños aprenden también a valorarse a sí mismos mediante el ejemplo que usted le da.

Cuando tiene usted la autoestima necesaria para perdonarse, ellos aprenden a ser indulgentes consigo mismos.

Cuando usted habla acerca de su aspecto y conducta con aceptación, ellos aprenden a hacer lo mismo.

Cuando usted tiene la autoestima para fijar límites y protegerse a sí mismo, los chicos siguen su ejemplo. O sea, aprenden a poner límites y protegerse a sí mismos también.

El modelar la autoestima (ejercer como modelo) significa valorarse a uno mismo lo suficiente como para atender a las propias necesidades básicas.

enseñanzas que fomentan la autoestima

Cuidado con caer en el mito del padre/madre mártir 

A menudo, se considera como un ideal, la imagen del padre/madre autosacrificado:

–«El buen padre da todo por sus hijos, a no importa qué precio».

–«La buena madre nunca tiene un respiro y no tiene amigos o actividades fuera de casa».

–«Los buenos padres tienen necesidades que pueden ser ignoradas, pospuestas y olvidadas».

¿Son estas frases procedentes de ciertas creencias, realmente lo ideal en la crianza de los hijos/as?. De hecho no. Es todo lo contrario.

Unos padres/madres hiper-estresados, cargados de trabajo y responsabilidades varias, suelen estar irritables, resentidos y deprimidos. Y aunque seas el más diplomático/a del mundo y disimules lo agotado/a que estás, los niños/as lo perciben. Igual que Usted no puede conducir un coche sin parar en algún momento a poner gasolina, no puede seguir entregándose a los hijos sin repostar emocionalmente.

El cuidar de uno mismo le proporciona a uno la capacidad de cuidar mejor de los propios hijos

Una merienda con los amigos, una cena con su marido/esposa/pareja, una clase de gimnasia semanal o incluso una hora de estar solo/a en un banco con un buen libro, pueden marcar la diferencia y permitirle volver a su labor paterna/materna con más energía, interés y paciencia.

madre madre mártir

Contacta conmigo:

https://maribelpazpsicologamadrid.es/contacto/

Bibliografía:

-“Autoestima. Evaluación y mejora”.  McKay, M. & Fanning, P. (1987)

Imágenes:

Behance, Pinterest, Shutterstock, freepik, Istockphoto, Clipart, 123rf, Flaticon, Greatist, Dreamstime, Vecteezy, Drawception, PNGitem, Gettyimages, Vecteezy

Maribel Paz

Maribel Paz

Psicóloga con consulta privada en Madrid.
Especialista y Experta en Terapia de
Parejas, Terapia Infantil y de Familia.
Amplia experiencia en Psicología clínica de
base Cognitivo Conductual.
Avalada y acreditada oficialmente por el
Ministerio de Sanidad.
Nº de Colegiada: M-24840

Share This
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
¿Necesitas gestionar una cita presencial u online?